Nuestra vida puede verse como una serie de diferentes áreas que se refuerzan entre sí para lograr un balance. A veces ocupamos la mayoría de nuestro tiempo en solo un par de ellas restandole importancia a las demás, pero para vivir una vida equilibrada no solo basta con concentrarse en el trabajo, en el estudio o incluso en la recreación. Es importante también prestar atención al aspecto  espiritual, fisico, emocional y social de nuestras vidas.

Vivimos en un mundo acelerado, agitado y con una sobredosis de información y estimulación. A veces podemos vernos absorbidos por la vorágine, dedicando todo nuestro tiempo al trabajo y al estudio, y con el tiempo libre que nos queda decidimos distendernos en Facebook, Youtube, videojuegos y televisión. No siempre esto es lo más equilibrado.

Así como una planta para crecer necesita agua, luz solar, tierra fértil y un clima adecuado, así también nuestra vida se nutre de distintas áreas de las cuales es necesario ocuparse para asegurarse que todas las demás rindan su fruto. La clave es saber administrar el tiempo.

 

 

  • Espiritual

El aspecto espiritual de la vida es uno que muchos dejan de lado, pero que sin embargo es el más valioso. En el aspecto espiritual se encuentra paz inclusive en medio de las dificultades y problemas de la vida.Para cada uno, la concepción de un «Poder Superior» es distinta. A veces ciertas religiones pueden proveer un marco de referencia. Una conciencia espiritual en el marco correcto puede brindar armonía, paz, paciencia, humildad, bondad, generosidad, autocontrol y alegría.

Algunos desarrollan su aspecto espiritual mediante la oración, otros también mediante la lectura, pero existen multitud de otras formas que una persona puede elegir llevar a cabo este desarrollo. A veces es simplemente hablar con «Dios» en cualquier momento o lugar, buscarlo, agradecerle, confiarle nuestras preocupaciones y pedirle que nos guíe. Las enseñanzas de Dios contienen mensajes de sabiduría útiles para encontrar guía en la vida cotidiana.

El aspecto espiritual también tiene que ver con nuestra brújula moral, y lo que nosotros consideramos correcto e incorrecto, desde lo sencillo hasta lo serio. Aquel que quiera sentir paz debe ajustar su comportamiento con respecto a su brújula moral.

  • Física

Hacer alguna clase de actividad física es crucial para armonizar cuerpo y mente. Los músculos se tienen que mover y la sangre tiene que fluir. No hace falta correr una maratón o anotarse en un gimnasio. Alcanza con salir a la mañana o en el frescor de la tarde a andar en bici, skate, rollers, trotar un ratito o simplemente dar una buena caminata con las mascotas. Lo importante es mover el cuerpo para no estancarnos. Los médicos recomiendan hacer actividad física de intensidad media al menos 3 veces por semana.

 

Hay actividades físicas que también llegan a las áreas sociales y recreacionales, como puede ser juntarse a hacer algún deporte como fútbol, softball o basket. La alimentación es otro aspecto crucial para estar en armonía. Somos lo que comemos.  Así que necesitamos prestar más atención a una alimentación rica y saludable, y no comer tanta comida chatarra, frituras, golosinas, saladitos, alcohol y gaseosas. Comer sano es un hábito que se adquiere, y que no equivale a comer cosas sin sabor o aburridas. Se puede comer sano alimentándose de cosas deliciosas. Solo googlea «platos sanos y ricos.»

 

Está demás decir que dejar adicciones que dañan nuestra salud física y mental como el cigarrillo o la marihuana pueden cambiar radicalmente nuestra vida para mejor.

 

  • Familiar

El aspecto social es muchas veces descuidado. Como hablábamos antes, compartir una publicación en Facebook no reemplaza lo que significa estar con amigos compartiendo un momento juntos. Hay que salir, cambiar de ambiente, distenderse. Entre amigos podemos nutrirnos, fortalecernos, animarnos  cuando necesitamos alguien que nos escuche y aconseje. Es un aspecto vital de nuestra vida y en esto está incluído también la familia.

 

La familia es uno de los vínculos más valiosos que podemos tener. Algunos no tienen buena relación con la familia, por problemas de convivencia, por episodios pasados o por conflictos emocionales, pero vale la pena trabajar en intentar reestablecer estos vínculos siempre que sea posible. Hay ocasiones donde no es productivo reestablecer vínculos con ciertos familiares. Cuando sí lo es, el perdón, la compasión y la humildad son las llaves para hacerlo. El rencor y el orgullo solo nos perjudican a nosotros mismos.

 

  • Emocional

Armonizar la vida es también armonizar la mente. Es importante darle a los problemas y conflictos internos la atención que merecen. De lo contrario puede sobrevenir el stress, la depresión, el miedo y el enojo. La meditacion es una buena alternativa.  No se trata de una práctica complicada o mística, por el contrario, la meditación es algo tan simple como tomarse un momento en el día -se puede empezar de a 10 minutos por día y de a poco ir incrementando- para simplemente estar sentado en silencio, con los ojos cerrados, en una actitud pasiva, centrandose en el momento presente, dejando que los pensamientos fluyan de mi mente sin engancharse en monólogos internos sobre ningún tema en particular, sino simplemente «estar sentado». Para mí equivale a ordenar una habitación. Se aquietan las aguas y el fondo del estanque se ve con más claridad. A veces también puede ser ventajoso asistir a algún consejero profesional o psicólogo que sepa orientarnos con respecto a lo que nos está pasando y cómo resolverlo.

 

  • Profesional

El aspecto profesional de nuestra vida se refiere a nuestro trabajo, nuestra vocación. Es uno de los aspectos más importantes de la vida ya que mediante el trabajo nos volvemos personas útiles para la sociedad, nos sentimos valorados, sin mencionar que nos provee los medios para seguir desarrollandonos en las demás áreas de la vida. A pesar de ser un aspecto muy importante, algunos pueden llegar a invertir demasiado tiempo en este aspecto, dejando que el trabajo los absorba, descuidando las demás áreas de la vida. Esto a fin de cuentas nos juega en contra ya que al no invertir el tiempo adecuado en los otros aspectos de la vida como descansar, el rendimiento general del trabajo se reduce muchísimo por más que trabajemos 16 horas al día.

Por otro lado hay otros que deciden básicamente invertir cero tiempo en trabajar. Quizás siendo jóvenes, teniendo alguien que los mantienen tienen la posibilidad de evitar -al menos por un tiempo- esta responsabilidad. Sin embargo, al no desarrollarse en esta área, están perjudicandose a largo plazo. No solo eso, sino que los demás aspectos de tu vida pueden verse perjudicados por la falta de ingresos, experiencia y madurez. El valor del dinero solo se aprende trabajando.

 

  • Social

De este recurso, los que trabajan mucho tienen poco, y los que no trabajan tienen demasiado. Lo cierto es que debe haber un balance justo. El momento de recreación es un momento en el que liberamos tensiones, nos relajamos, nos divertimos y nos reimos.

Esto no significa solo estar en Facebook, Youtube, con videojuegos o mirando la tele. Es mejor elegir actividades que nos hagan salir de enfrente de la pc y que abarquen también otras areas de nuestra vida. Por ejemplo:

  • En vez de chequear las interminables publicaciones en Facebook ¿porqué no llamar a un amigo e invitarlo a tomar unos mates con facturas? De esa forma lo recreacional trasciende con lo social. Facebook, por más que sea una red social, no reemplaza la calidés del contacto cara a cara.
  • En vez de ponerse con los jueguitos ¿porqué no hacer algún deporte, salir a andar en bici,  o  pasear al perro? De esa forma lo recreacional trasciende con lo físico que también es muy importante, y de paso respiramos aire fresco y estamos en contacto con la naturaleza. Y si lo hacemos con amigos, estamos combinando 3 areas: recreacional, físico y social. Eso si, tengo muy claro que hoy dia bajo esta pandemia es mu dificil socializar; es mas la depresion que esta causando este encierro a nivel mundial, ademas de aislarnos, nos esta enfermando y matando.

Lo mejor es buscar ayuda profesional y recrear de una u otra manera nuestro circulo social y lograr estabilidad emocional mientras pasa todo esto.

En ocasiones es posible que no nos sintamos satisfechos del todo con nuestro estilo de vida, pero a la vez somos incapaces de ver qué aspectos están fallando y nos están bloqueando. Un primer paso para la transformación es el autoanálisis e identificación de aquellas áreas sobre las que es necesario trabajar para mejorar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *