Cada año empezamos con la mejor disposición y voluntad a realizar nuestros propósitos y metas anuales. Para muchos, es empezar de cero, reiniciarse y eso está bien; lo que aquí queremos es que seas realista y no te quedes a medias en el camino, sin metas y sin propósitos verdaderos que cumplir.

En este artículo quiero darte ejemplos de la otra cara de la moneda, de aquellos “Deseos de año nuevo fallidos” y de metas que no has logrado alcanzar.

1. Comprar Un Bien O Inmueble

Por ejemplo: “quiero un carro nuevo”, sin tomar en cuenta tus ingresos o no fijarte un ahorro para ello.

He conocido a muchas personas que el 31 de Diciembre decretan cosas como “este año sí me voy a comprar un nuevo carro”, pero resulta que transcurren meses y no logran vender su carro actual, o simplemente deben primero invertir en arreglarlo para que lo puedan vender a un valor razonable, o no cuentan con el presupuesto para esto.

Así transcurren los meses, termina otro año, y aún no adquirieron ese bien o inmueble. ¿Por qué? Porque no determinaron las bases para que eso se hiciera realidad (no ahorraron, por ejemplo).

2. «Este Año Voy A Rebajar Estos Kilos»

¿Cuántas veces no has oído de personas que se proponen rebajar de peso y resulta que no les gusta hacer ejercicios o no acuden al nutricionista?

Son muchas las personas que se proponen el rebajar de peso pero no tienen en cuenta cosas como la dieta que se adapte a su organismo, la disciplina requerida, etc. Es por ello que muchos no ven los resultados que esperan y fracasan en el intento.

Esta meta de año nuevo es muy común en las mujeres. Generalmente, vemos cómo una gran parte de la población femenina se propone como meta para un nuevo año rebajar esos kilos de más con tal de tener una figura estilizada: sin embargo, no tienen en cuenta algunos de los aspectos que mencioné, lo que las lleva a cambiar de una dieta a otra, con lo que van transcurriendo los meses y se acaba otro año.

¿Cuál es resultado final? Una dieta incompleta y una decepción.

Fijarse este tipo de meta sin el ánimo de cumplir hábitos de una alimentación balanceada, orientada por un nutricionista o combinada de actividades que te ejerciten para bajar esas calorías es una meta repetitiva y fallida.

3. Metas Por Compromiso O Pensadas En Los Demás

No hay nada más frustrante que pensar en cumplir una meta por obligación o pensando en otras personas. Tratar de hacer algo por librar un compromiso es fallar en el intento.

Esto suele pasar a menudo, vemos como más personas buscan, por ejemplo, estudiar una profesión por complacer a sus padres o trabajar en una empresa solo por los ingresos que les brindan y no porque se identifican con lo que hacen.

Pensar en los demás limita tu propio desarrollo personal y solo te llevará a la frustración.

4. «Este Año Voy A Recorrer El Mundo»

Esta es otra meta de año nuevo muy común e incorrecta.

No puedes pretender casarse en solo un año, si aún no tienes pareja.

Bueno, hay casos de casos; conozco matrimonios de muchos años y que su noviazgo duro sólo unos meses (siempre hay algunas excepciones).

Sin embargo, es muy común ver personas decepcionadas de no haber cumplido este tipo de metas. ¿Sabes por qué?, porque no han entendido que tomar una decisión tan importante para sus vidas requiere de tiempo para conocer realmente al compañero o compañera que estará a su lado por el resto de sus vidas.

Comprometerte a estar con otra persona debe representar una meta segura de lograr cuando haya un cimiento basado en el amor, en la comunicación y la empatía; de lo contrario sería desastroso.

Recuerda siempre que debes fijarte metas reales de alcanzar, estando seguro de lo que realmente quieres y de cuánto estás dispuesto a trabajar por ello; de lo contrario te aseguro que al final de cada año volverás a repetir tus deseos, cuando tus intentos se hayan frustrados.

Las metas sin una base firme, sin contar con los recursos o sin constancia en la planificación sin duda te llevarán una vez más al fracaso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada