10 Factores por la que se disuelve un matrimonio

Está demostrado que el divorcio, no es un concepto que se hereda a través de los genes de los padres. El divorcio se ha incrustado con mucha fuerza en las costumbres sociales y a través de lo que han visto a sus padres, familiares y amigos, al observar o sufrir la inestabilidad matrimonial. Esta percepción influye enormemente en los divorcios, sean por primera o por segunda vez.

Estudiar todos los factores que afectan la continuidad del matrimonio, es una de las obligaciones que las parejas deben tener en cuenta, antes y durante el matrimonio, para enfocar los esfuerzos a mantenerlo vivo y en crecimiento espiritual, familiar y social. Los mismos motivos que a algunas parejas les conducen al divorcio, para otras les supone un refuerzo o fortalecimiento de las promesas de fidelidad y continuidad que se hicieron. Échale un vistazo:

10 Factores

  • Dinero: aunque no lo crea, la principal causa de divorcios en todas partes son los factores económicos. Se ha demostrado a través de estudios, que los problemas económicos generan estrés, discusiones, tensiones y rupturas en las relaciones matrimoniales. El problema principal del dinero, es que cuando las parejas piensan que es lo primordial en la vida, cuando falta dinero, se pierde el sentido de la relación. El dinero es importante para cubrir las necesidades básicas, pero nunca debe estar por encima de una relación de matrimonio. Como dice el proverbio, mejor poco con amor, que mucho con odio.
  • Violencia o abuso: muchas personas se divorcian porque son maltratadas dentro del matrimonio. Esto es uno de los problemas más comunes, en especial cuando de países que apoyan el machismo se trata. Aunque es más común el abuso del hombre hacia la mujer, también existen muchos casos de mujeres que abusan de hombres. Poca gente es capaz de soportar demasiado tiempo de abuso y una minoría están dispuestos a trabajar en esto en su relación. La realidad es que en este tipo de casos, la única solución que puede haber es que la parte dominante o abusadora tenga un deseo por cambiar y ambos comiencen a trabajar en la manera en que se llevan, debido a que muchas veces, estas relaciones se vuelve co-dependientes y sádicas.
  • Infidelidad: estamos en la era donde la mayor educación de la gente proviene del cine, de la música y los medios de comunicación. La infidelidad es promovida abiertamente como algo que se tome ligeramente y la gente no se da cuenta de la gravedad de esto. Dicen que es igualmente dolorosa una infidelidad en el matrimonio a una perdida por muerte de un ser querido. En la mayoría de los casos, en la infidelidad se destruye la relación matrimonial.
  • Casarse por motivos equivocados: mucha gente se casa por las motivaciones equivocadas, entre ellos se encuentra el dinero, la boda, el físico, la apariencia, la aparente seguridad, algún trato correspondido (como papeles para volverse ciudadano de algún país importante), un despecho o sustitución de alguna pareja anterior, venganza, entre otros motivos. La realidad es que cuando uno se casa por los motivos equivocados, en la mayoría de los casos desembocará en un error, aunque siempre queda esperanza y este tipo de casos tienen mayor oportunidad de salir adelante que las anteriores.
  • Excesos sentimentales: quizá este punto pudiera entrar con el anterior y casarse por une exceso romántico podría ser un motivo equivocado. Aunque es importante estar enamorado de la pareja al casarse, también es importante haber analizado fríamente algunos aspectos de ésta, tales como la familia, la educación, los valores, los defectos de la persona entre otros aspectos que pudieran llegar a ser una desagradable sorpresa después de casarse. Los estudios muestran que en E.U.A. el tipo de pareja más inestable es la que se casa meramente por enamoramiento (que se mide en atracción), mientras que las parejas más estables son las que se casan compartiendo valores en común.
  • Sacrificio vs egoísmo: mucha gente cree que la relación de pareja se trata sobre recibir, pero en realidad, la relación de pareja se trata sobre lo que uno va a dar u ofrecer al otro. Cuando uno de los dos dentro de la relación u ambos no son conscientes de esto, comenzará una lucha de poderes y una lucha para no ceder por los intereses propios. Esta lucha de poderes termina por crear tensiones, distancia y finalmente la ruptura de la relación. Usualmente la excusa más común en este tipo de casos es “no funcionó” o “no eramos compatibles” cuando la realidad es que la “compatibilidad” es un termino inapropiado, más bien se trata de “acoplamiento” u “adaptación” al otro y eso incluye sacrificio o morir a uno mismo. En la relación de pareja no debe haber lugar para el egoísmo.
  • Principios y valores contrapuestos: por eso mencionaba en los puntos anteriores que es sumamente importante considerar algunos aspectos como la educación, la familia y los valores a demás de los sentimientos. Uno no podrá compaginar con una persona que tiene valores demasiado alejados de los nuestros, por ejemplo, uno puede ser un mentiroso, mientras que el otro muy sincero, uno puede ser honesto, mientras que el otro estafador, uno puede ser muy fiel y otro infiel, uno puede ser comprometido y el otro completamente inestable, etc. Es importante coincidir por lo menos en los valores fundamentales que sostienen una relación los cuales son: compromiso, respeto, perdón, sinceridad, fidelidad y humildad.
  • Falta de cultivo del amor: nos hemos creído el cuento de hollywood de que el amor viene pre empacado, ya listo. Cuando el amor se tiene que cultivar, se trabaja en la relación, se invierte tiempo, dinero, emociones y esfuerzo. Se mantiene viva la llama del romance, se entregan pequeños detalles de afecto a diario y se da sin esperar recibir a cambio. El amor se trabaja, se construye, se aprende. Precisamente cuando la gente no sabe esto, dejan morir el amor de la relación y finalmente la relación muere.
  • Celos excesivos o posesión: los celos se convierten en agresión y también son un tipo de abuso. Sin embargo, los clasifico dentro de otro de los factores aparte porque conllevan una serie de irregularidades como los delirios, la desconfianza, baja auto estima, inseguridades e incluso en casos más severos, alucinaciones, que llevan a que el celoso se vuelva posesivo con la pareja a tal grado de atormentarla. No tiene nada de malo tener celos naturales, pero los celos que conllevan a acciones enfermizas sí son un problema mayor.
  • Falta de Dios en sus vidas: la realidad es que aunque la mayoría de la gente clasifica a Dios como un ser que se vive a través de la religión, también la mayoría de la gente no sabe que Dios esta ahí y que se puede tener una comunicación doble de manera muy sencilla. Uno habla con Dios a través de la oración y Dios habla a uno a través de la Biblia. En la Biblia se encuentran todos los principios fundamentales para que una relación funcione, se encuentran todos los puntos esenciales del amor más profundo y se encuentran todas las respuestas que el alma necesita. En resumen, cuando la gente carece de esto, también están muy expuestos al divorcio. Un ejemplo sencillo de como la Biblia habla sobre como debe de tratar uno a su pareja es esta: “El esposo debe amar a su esposa, como si se tratara de sí mismo y la esposa debe respetar a su esposo.” (Efesios 5:33 TLA) Sin embargo, la gente desprecia este tipo de cosas por creer que se trata de religión, cuando en realidad son las bases de como vivir en paz y en armonía, el diseño original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada