Sin duda, el consumo de productos orgánicos es beneficioso para la salud: sin el uso de productos químicos como pesticidas, hormonas de crecimiento y otras sustancias artificiales, los alimentos crecen de la forma más natural posible sin generar cambios en la tierra y, por supuesto, daños ambientales a corto y largo plazo.

Otra de las ventajas de consumir alimentos orgánicos es la de tener un color y un sabor de calidad única, podríamos decir que con mucha más vida que aquellos que no son orgánicos.

Las frutas y verduras que son orgánicas, según estudios, tienen hasta un 40% más antioxidantes que los vegetales convencionales. ¿Qué quiere decir esto? Los antioxidantes ayudan a prevenir y proteger al cuerpo contra el envejecimiento prematuro y enfermedades como hipertensión, artritis reumatoide, lupus, diabetes mellitus, arteriosclerosis. Entre mayor sea el número de antioxidantes en nuestro cuerpo, menor es la posibilidad de contraer enfermedades como el cáncer, problemas cardíacos y neurológicos.

Estas son 10 razones para comer orgánico:

1. No tienen químicos, pesticidas, fertilizantes o aditivos sintéticos.

2. Su sabor, color y aroma son de la mayor calidad: están llenos de vida.

3. Tienen muchas más vitaminas, minerales y antioxidantes que los productos convencionales.

4. Son productos cultivados generalmente por pequeños agricultores y sus familias.

5. Contribuyen con la descontaminación del agua, del aire y de la tierra..

6. Por su calidad y compromiso con el medio ambiente son la alimentación del futuro.

7. Protegen la salud del consumidor y del agricultor.

8. Son productos rigurosamente certificados, lo que asegura al consumidor una completa satisfacción.

9. La agricultura orgánica mantiene vigentes las prácticas agrícolas tradicionales.

10. Lo orgánico apoya la biodiversidad: una responsabilidad compartida desde el productor, al consumidor.

Si bien los alimentos orgánicos pueden ser un poco  más costosos que aquellos que no lo son, a largo plazo son mucho más económicos, ya que además de las ventajas que mencionamos anteriormente ayuda a mejorar la fertilidad, así como también evitas gastos al medico que lo único que hacen es darte químicos, es decir medicinas pero que dañan nuestro organismo con el pasar de los años. También ayudan a prevenir el calentamiento global y nos ayudan a cuidar del medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada