El aceite de almendras se obtiene del fruto del almendro. Al ser prensado en frío, se obtiene ese elixir que tantos beneficios nos aporta, tanto para la salud como para la estética. Entérate en el siguiente artículo para qué sirve el aceite de almendras y no dudes en comenzar a utilizarlo cuanto antes.

El aceite de almendras está compuesto por grasas monoinsaturadas, ácido oleico y ácidos linoleicos (como el omega 3 y 6). El color es casi transparente, con toques amarillos o dorados, no tiene un aroma muy fuerte, sino dulce.

Se puede emplear para hacer masajes o para uso externo, aunque no está recomendado para el consumo, algunas personas lo suelen utilizar en casos de estreñimiento.

¿Para qué sirve el aceite de almendras?

Como se decía anteriormente, el aceite de almendras puede ser usado de manera externa, pero no así interna, no es apto para consumir, salvo en casos donde se indique lo contrario. Por ello, es preciso consultar bien en el momento de comprarlo.

El aceite de almendras tiene, mayormente, aplicaciones cosméticas, de belleza o estéticas, pero también ayuda en algunos problemas en la piel, como son los eccemas o el acné. Muchos productos de belleza lo incluyen entre sus componentes, tanto en cremas como en artículos para el cabello.

 

 

 

Toda nuestra piel merece cuidados y la del pecho no es excepción. Así que ¿por qué no darle una bomba de humectación con aceites?

Con esta mezcla de aceites, tu pecho se sentirá más terso y suave, pero también más firme. Necesitas un poco de aceite de almendras dulces y otro poco de avellanas.

Mezcla una cucharada de cada uno en un recipiente pequeño y aplícalo en la piel del pecho, después de bañarte, con la piel limpia y seca.

Da un masaje suave y en círculos, prestando especial atención a la piel del cuello, los hombros y el pecho.

El aceite de almendras es rico en vitaminas E y ácidos grasos esenciales, los cuales humectan la piel y combaten su envejecimiento.

Por otra parte, el de avellanas también contiene vitamina E además de A. Juntos, mejoran el aspecto de la piel, la nutren sin generar grasas extra y ayudan a regenerarla, atenuando manchas.

Si buscas un pecho súper firme, además de utilizar este remedio casero diario, puedes aplicar agua fría para activar la circulación de la sangre.

¿Ya conocías este uso del aceite de almendras?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada