Deseas tener un vientre plano? Tal aspiración, como ya sabes, requiere de tres claves básicas: constancia, algo de ejercicio y una correcta alimentación. INTENTEMOSLO!!! <3

No lo conseguiremos tampoco de un día para otro ni de un mes para otro. Será al cabo de unas cuantas semanas cuando empecemos a percibir menos volumen y más firmeza, menos flacidez y unas tallas menos.

Ahora bien, más allá del aspecto físico es importante atender el volumen de nuestro abdomen por una razón muy importante: por salud.

No podemos olvidar que un abdomen abultado se asocia a un mayor riesgo de padecer determinados problemas cardiovasculares.

Así, pues, vale la pena ponernos manos a la obra y, para conseguirlo, nada mejor que cuidar de nuestra dieta.

Hoy queremos explicarte qué alimentos son ideales para incluir en tus cenas y que te ayudarán a conseguir un vientre plano.

1. Sí a las verduras de hoja verde para un vientre plano

La forma más rápida de conseguir un vientre más plano es consumir cada día verduras de hoja verde.

Sin embargo, como ya sabemos, en la última comida del día debemos escoger con acierto aquellas verduras que nos eviten digestiones pesadas y que nos permitan, además, tener un sueño relajado.

  • Las verduras que mejor te irán son la col rizada, la espinaca y la lechuga romana.
  • No obstante, debemos tener en cuenta nuestro organismo: si te son pesadas, te recomendamos cocinarlas al vapor.
  • De este modo, conservarán buena parte de sus propiedades y, además, facilitarán un buen descanso, en especial si consumes un poco de lechuga en tu cena.

 

2. El aceite de oliva

No prescindas del aceite de oliva ni temas consumirlo a diario para conseguir un vientre plano.

Los ácidos grasos del aceite de oliva virgen extra como, por ejemplo, el ácido oleico, nos pueden ayudar a favorecer la descomposición de las grasas más resistentes de nuestro cuerpo, en especial las del abdomen.

  • Adereza tus ensaladas con aceite de oliva: tu salud y tu línea te lo agradecerán.

3. Una infusión de menta

Antes de irte a la cama, no dudes en disfrutar de una buena infusión de menta.

Además de actuar como relajante muscular, la menta nos ayuda a depurar el organismo, es un antiinflamatorio muy potente y un aliado fabuloso para nuestra salud hepática.

  • Puedes tomar hasta dos tazas de infusión de menta al día.

Recuerda que el mejor momento para favorecer tu bienestar y la pérdida de peso es por la noche (por ser un mediador de nuestro hígado y sus funciones).

 

Búscalas en las áreas especializadas de tus supermercados. Te encantarán.

4. Los espárragos

Espárragos trigueros o los clásicos espárragos blancos, consume los que más te agraden, porque todos ellos son maravillosos para nuestra salud.

Están llenos de vitaminas (A, del complejo B, C y E), así como que minerales como el cinc o el potasio, muy necesarios ambos para favorecer la eliminación del exceso de líquidos de nuestro cuerpo.

 

5. Los tomates

Nos encantan los tomates y son una opción estupenda para una cena saludable si los combinamos con algo de proteína.

  • Los tomates están llenos de antioxidantes y nos ayudan a perder peso por muy diversas razones: combaten la inflamación y la retención de agua en el cuerpo.
  • Además, y gracias a la leptina, un tipo de proteína presente el tomate,regulamos el metabolismo y nos sentimos saciados.

6. Las sandías

Las sandías, además de agua, son muy ricas en potasio, un mineral esencial para la adecuada eliminación del exceso de líquidos en nuestro organismo.

Además, las sandías también son ricas en vitamina C con lo cual, cuidan de nuestro sistema inmunitario y combaten la inflamación.

Anímate a prepararte ricas ensaladas donde puedes añadir un poco de sandía.¡Te encantará!

7. Los pepinos

Los pepinos son en realidad un miembro más de la familia de las sandías y los melones. Por lo tanto, comparten las mismas propiedades adelgazantes que los primeros.

Son saciantes, diuréticos y vitamínicos. En tus cenas, puedes cortarlos en finas láminas y servirlos aderezados con un poco de vinagre de sidra de manzana.

 

8. Las alcachofas

 

Las alcachofas son fabulosas y constituyen un alimento más que perfecto para nuestras cenas.

Son ricas en fibra, combaten la hinchazón en el abdomen, contienen pocas calorías, son nutritivas, digestivas y, por supuesto, sabrosas.

  • Asimismo, tampoco podemos olvidar que las alcachofas son también una hortaliza que favorece la salud hepática.
  • Así, todo alimento que cuide de la salud del hígado es perfecto para nuestras cenas, porque como ya sabemos, durante la noche este órgano lleva a cabo importantes tareas de desintoxicación.

 

Para concluir, si deseamos perder volumen en tu abdomen, es necesario ser constantes y combinar una alimentación sana, variada y equilibrada con algo de ejercicio.

No dudes en empezar a cuidarte mucho mejor hoy mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada