El último jueves de cada noviembre, aquí en EE.UU. celebramos Thanksgiving, o Día de Acción de Gracias.

Además de familiares, amigos y todos esos deliciosos platillos y postres que estarás por preparar;  lo que necesitas para celebrar un inolvidable Día de Acción de Gracias es un centro de mesa festivo y original.

Aquí te damos 5 ideas sencillas para que tu mesa se vea tan magnífica como la cena que ofrecerás.

 

Calabaza con flores

Escoge una calabaza grande con una base plana para que se mantenga en la mesa lo más estable posible. Corta un círculo en la parte superior, “destapa” la calabaza y utiliza una cuchara grande para vaciarla y quitar de su interior todas las semillas. Llena la calabaza con agua hasta la mitad y pon en su interior un ramo de flores otoñales. (El agua no se sale si la calabaza está en buen estado. Pero si prefieres ser cauteloso, puedes poner un cilindro de vidrio con agua dentro de la calabaza y añadir a éste las flores).

 

Hojas de otoño con luz

Este sencillo centro decorativo vestirá tu mesa de Acción de Gracias sin incurrir en grandes gastos. Busca en cualquier tienda de manualidades hojas de tela de distintos tamaños (o también hojas naturales) con los colores típicos del otoño. Haz con ellas un pequeño nido, intercalándoles pine cones secos y palitos de canela. Anida en el centro una o dos velas cortas en tonos naranjas y disfruta de un precioso y aromático centro de mesa.

 

Decora con botellas de vidrio

Este tipo de centro de mesa es perfecto para una mesa de comedor redonda. Escoge dos o tres cilindros de vidrio o cristal de diferentes alturas y llénalos con los frutos secos y las frutas frescas típicas de la estación. Mis opciones favoritas son arándanos rojos, mandarinas, nueces y avellanas con cáscara y, si hay niños en la mesa… ¡malvaviscos de colores!

Velas de otoño

Combina velas con hojas de otoño para crear un centro de mesa decorativo que iluminará y dará ambiente a la velada en tu celebración de Acción de Gracias. ¿Cómo lograrlo? Escoge dos o tres cilindros de vidrio de distintas alturas y pon en su interior velas en forma de pilar. Introduce a continuación hojas con los colores del otoño (naturales o de tela) y distribúyelas alrededor de los cilindros.

 

Un centro de mesa para dar gracias

Llena un jarrón transparente con agua y coloca en su interior ramas otoñales de distintas alturas. Ten preparados corazones hechos de papel y, cuando lleguen tus invitados, pídeles que escriban en los corazones cosas o nombres de personas por las que quieren dar gracias en este día (usa para escribir un marcador en colores dorados). Cuelga los corazones de las ramas con cintas doradas y usa este arreglo para decorar el centro de la mesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada