Si quieres ser como Rapunzel, pero no lo logras y solo ves que tu cabello siempre está igual, llegaste al lugar indicado. Estos 3 ingredientes naturales  pueden ser la solución a tu problema. Te darán un cabello mucho más largo que el que tienes ahora. ¡No olvides tu cepillo!

1. Aceite de romero

Uno de los secretos para que el cabello crezca consiste en masajear el cuero cabelludo para lograr la irrigación sanguínea necesaria. Si bien darte un masaje directamente sobre el cuero cabelludo seco es una buena opción, lo mejor es hacerlo con aceites para ayudar a nutrirlo.

En este caso te recomiendo el aceite de romero, que adicionará a tu cabello los nutrientes necesarios para que crezca sano y fuerte. Ten en cuenta que, si tu cuero cabelludo es graso, solo deberás utilizarlo una vez a la semana, pues puede provocar que el cebo aparezca más abundantemente que antes, y lo que menos queremos es que el pelo se vea graso.

2. Yema de huevo

Realizar una mascarilla de yema de huevo es perfecto para chicas con pelo quebradizo. Inclusive puede ayudarte a eliminar la caspa y la seborrea, pues contiene azufre.

Para hacer la máscara mezcla dos yemas de huevo junto con dos cucharadas de aceite de oliva. Si notas que la preparación es pegajosa y viscosa, añádele un poco de agua como para no hacerla tan espesa.

Aplica la mascarilla directamente sobre el cuero cabelludo y déjala actuar durante media hora. Pasado ese lapso de tiempo, lava y acondiciona el cabello como lo haces siempre.

Realiza este tratamiento una vez a la semana y pronto podrás notar que tu cabello está mucho más largo.

3. Aceite de ricino

Todos sabemos que el aceite de ricino tiene propiedades digestivas. Sin embargo, también es conocido por su efecto positivo en el cabello. Si lo usas una vez, ya te darás cuenta de que es mucho mejor que el aceite de coco y no querrás dejarlo nunca.

Cuenta con propiedades antifúngicas y antimicrobianas que te ayudarán a cuidar de tu cuero cabelludo y curar las enfermedades que puede presentar. Además, cuenta con ácidos grasos omega 3 y 6 y vitamina E, que lo fortalece y sella los folículos pilosos para evitar su caída.

Entibia el aceite de ricino y colócalo en tu cuero cabelludo al mismo tiempo que te realizas un masaje. A continuación colócate una gorra de ducha por 15 minutos y, finalmente, lávate el pelo como lo haces siempre.

Si bien ser Rapunzel es difícil, no es imposible tener el cabello más largo que lo habitual y muy sano. Prueba estos remedios naturales y luego me cuentas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada