El cabello, como todas las partes del cuerpo, se intoxica con productos químicos y la contaminación con los que interactuamos a diario y muchas veces se daña, por lo que se hace necesario realizar una serie de tratamientos para lograr que se vea nuevamente vital y hermoso.

¿Quieres saber cómo se hace la desintoxicación casera para tu cabello? Pues entonces sigue estos pequeños consejos de los expertos.

#1 Limpia la piel de tu cuero cabelludo

Para liberar a tu cuero cabelludo de impurezas de manera casera, mezcla 125 gramos de bicarbonato de sodio con 750 centímetros cúbicos de agua caliente. Con esta pasta lograrás extraer la acumulación de químicos que es tan dañina para tu pelo.

Para que sea efectiva, moja tu pelo y agrega la mezcla de agua y bicarbonato mientras masajeas tu cuero cabelludo y tu cabello hasta las puntas. Finalmente enjuaga bien para retirar los restos de la mezcla y así seguir con el segundo paso.

#2 Fortalecer tu cabello

A continuación necesitarás fortalecer tu cabello con una mezcla que se prepara con 1 cucharada de miel, 3 cucharadas de agua filtrada, y 1 cucharada de vinagre de manzana. Ten en cuenta que esta es solo una proporción y que deberás preparar la cantidad que necesites de acuerdo al largo y a la cantidad de tu pelo.

La capacidad de fortalecer el cabello de esta mezcla se debe principalmente a que la miel es antibacteriana por lo que trata cualquier bacteria sin eliminar los aceites naturales del pelo. Esta mezcla te servirá para tratar la caspa, reducir el frizz y humectar los folículos pilosos.

Si deseas darle un delicioso aroma, puedes agregarle unas gotas de aceite esencial de lavanda. La forma de utilizarlo es mediante masajes en el cuero cabelludo y en el cabello, sobre todo en las puntas. Cuando ya realizaste el masaje, deja que la mezcla repose por dos minutos y enjuaga con agua tibia.

#3 Reparar el cabello dañado

Prepara una mezcla de aceite caliente casera para reparar el pelo dañado. Mezcla ¼ de taza de aceite de almendras o si lo prefieres de oliva extra virgen con 1 cucharada de tu acondicionador de uso diario en un bol. Ten presente que si tienes el pelo largo deberás hacer más cantidad. Calienta la mezcla durante 15 o 20 segundos en el microondas o hasta que esté lo suficientemente caliente pero que no te queme. Esta mezcla caliente la deberás aplicar sobre el pelo húmedo, sobre todo en las puntas.

Ponte una gorra de baño, deja que actúe durante 20 minutos y finalmente enjuaga muy bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada