Ser madre de un niño varon, te cambia. Criar a alguien del sexo opuesto puede generar desafíos a los cuales simplemente te tienes que adaptar. Se requiere de ciertas habilidades para jugar y hacer muchas cosas que no estabas acostumbrada. Desde la fascinacion por los deportes o la competencia, hasta la temprana comparación del pene, aquí varios aspectos dulces y agridulces sobre ser mamá de hijos varones.

Conoce qué cualidades te harán desarrollar

1. Las horas de baño deben ser tus preferidas. A los ninos les encanta banarse por largas horas y jugar, salpicar y disfrutar de ese momento.

2. Dile adiós al orden.  El desorden es algo con lo que tienes que aprender a lidiar. Y no estoy hablando solamente sobre el desorden de los juguetes. No importa que tan a menudo les grites y los amenaces y les digas, los niños no tienen mucha conciencia a la hora de dejar todo sucio, manchar todo con pasta de dientes; o botar las cosas y hasta dejar la ropa en el bano.

3. Debes tener la refrigeradora constantemente llena. La refrigeradora se abre cada 5 minutos cuando los niños están en casa. (Y entre medio de esos 5 minutos, están revisando la despensa.) Debemos ser conscientes  pues como están en constante crecimiento aun cuando duermen, el gasto de la semana cada vez va ser insuficiente. Es por eso que debemos prepararnos.

4. Debes tener una mente abierta. Los varones juegan con su pene prácticamente desde que nacen. Las erecciones pasan cuando están en panales, y cuando empiezan a hablar, vienen las preguntas y las comparaciones: “papi, el tuyo está mucho más grande que el mío”, “mami, por qué tú no tienes uno como este”… entienden muy rápido de diferencias y proporciones. Ah, y que jueguen con su pene es una constante. Así que debes informarte acerca de como vas hablarles de sexualidad y su cuerpo. Incluso aceptar la desnudez que es parte de su fisiología humana.

5. Aprende a su fácil acceso social. Los niños son socialmente mucho más prácticos y accesibles y esa es una virtud que hay que aprender y fomentar. ¿Las niñas? ellas pueden pasarse todo el día pensándoselo en acercarse a jugar con otras y, cuando lo logran, hacen un drama porque ya hay que irse. Ellos aman la libertad.

6. Se amorosa, muy amorosa. ¡LOS VARONES AMAN A SUS MAMÁS!

 Esta es la mejor parte, son una fuente de energía y te tienen alerta todo el día; no conseguirás que te acompañen a dar una vuelta al centro comercial, sin embrago, los niños desde que llegan a tu cama por la mañana, te aman, tienen un amor fuerte, constante y perdurable por nosotras.  Así que abrázalos, llénalos de besos que eso les gusta. Foméntalo con el ejemplo.

Como mamás de varones tenemos una responsabilidad mayor si tomas en cuenta que serán los padres de futuras generaciones. Enseñales ser amables con las mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada