Destacados
<

¿A qué mujer que le gusta maquillarse? Por lo menos para la mayoría es una de las fascinaciones y nos encanta saber sobre los mejores consejos y trucos de belleza. Hoy quiero darte algunos consejos que yo he seguido de los expertos cuando voy a comprar mi maquillaje. Aclaro que no soy experta, es por eso que aca los consejos de los profesionales a la hora de mezclar colores y técnicas en cuanto a las sombras para ojos.

Aplicar la sombra de ojos es algo que todas las mujeres hacemos de forma habitual cada día: estas nos ayudan a remarcar nuestra mirada y a potenciar nuestro color de ojos, algo que además de darnos definición nos hace sentir de maravilla.

En ocasiones, la mejor idea es mezclar colores para conseguir un resultado espectacular, pero, ¿cómo fusionar tus sombras para conseguirlo? No te preocupes si te faltan ideas, porque a continuación vas a poder conocer unos consejos estupendos ¡para cualquier momento del día!

Mezcla lo que quieras

El primer consejo es sin duda este: ¡mezcla! Mezcla los colores para conseguir resultados que solo tu creatividad sea capaz de conseguir.

Para hacerlo tendrás que mezclar las sombras con un cepillo de sombras de ojos para poder conseguir mayor definición. Hazlo con movimientos circulares en el pliegue del párpado y verás los resultados tan espléndidos que consigues.

Conoce la forma de tu ojo

Todas las formas de los ojos son diferentes, y quizá una forma de maquillaje que queda muy bien a tu mejor amiga, a ti te queda horrible. Para evitar frustraciones tendrás queconocer la forma de tus ojos y saber cuál es el maquillaje que mejor te va.

Por ejemplo, si tienes los ojos hundidos, mezclar una sombra de color oscuro en el pliegue no es lo adecuado, será mejor colores más naturales, sobre todo debajo de la ceja. En cambio, si tuvieras los ojos almendrados, lo ideal sería mezclar las sombras en el pliegue del párpado para que parezca más natural.

El acabado y la texturas

Cada sombra de ojos tiene diferentes tipos de acabados y texturas. Por ejemplo, puedes tener un acabado mate, frío, cálido o brillante. Las técnicas que utilices para cada una será lo que marquen la diferencia entre unas y otras, y también la mezcla que hagas.

Si, por ejemplo, tu sombra de ojos tiene una textura en crema, puede ser más fácil mezclarlo, sobre todo si el color es natural ¡lo puedes hacer con el dedo! En cambio, si la textura es de polvos, será mucho mejor que lo hagas con un pincel de sombra de ojos.


<

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioComentarios de la entrada