El desorden es algo que siempre nos está acechando en cada rincón del hogar. Ni bien terminamos de ordenar una habitación a los pocos minutos ya hay algo fuera de lugar: un libro fuera de lugar, un bolso, un par de zapatos, un abrigo, una bolsa del supermercado. Para ganarle la batalla al desorden, te traigo estos trucos fáciles para ordenar cada habitación del hogar.

1. Guarda los platos junto al lavaplatos

A menos que quieras pasear de aquí para allá con los platos limpios, este pequeño truco te ahorrará varias idas y venidas. Todo lo que tienes que hacer es buscar un lugar para guardar los platos lo más cerca posible del lavavajillas o lavaplatos. Así desocupar el lavavajillas será mucho más fácil y rápido.

2. Haz atractivo el cuarto de lavandería

Sé que el cuarto de lavado suele ser un espacio pequeño donde en general solo cabe la lavadora, la secadora y, con suerte, un armario para guardar los productos de limpieza. ¡Pero que sea un sitio pequeño no significa que tenga que ser aburrido! Ya que pasarás algún tiempo allí, haz un esfuerzo para transformarlo en un espacio atractivo.

3. Conserva solo lo que usas en el baño

¡Confiésalo! Seguro que en el baño tienes todo tipo de productos de belleza y limpieza personal, muchos de los cuales no has usado en meses y probablemente quizás nunca uses. Para evitar el desorden en el baño, el mejor consejo es deshacernos de todos los productos que no usamos y conservar solamente los que sí usamos.

4. Organiza los papeles en cajas

Los papeles en la casa a veces suelen ser un dolor de cabeza: no puedes perderlos de vista porque, en general, son cosas importantes (impuestos, estado de cuenta de las tarjetas de crédito, recibos de compras), pero tampoco puedes tenerlos a la vista porque se crea un caos. Una solución práctica y sencilla es acomodarlos en prácticas cajas con etiquetas que indiquen qué contiene cada una.

5. Aprovecha el comedor

Dado que el comedor es una habitación que se usa todos los días, pero no todo el tiempo, puedes aprovechar el espacio para otros usos. Si el espacio es relativamente limitado, puedes añadir una biblioteca, mientras que si dispones de más espacio puedes usar un rincón para montar tu oficina en casa.

¿Conoces algún otro truco para organizar el hogar? ¡Comenta!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *