DestacadosSalud

En la vida actual, encontrar un método de alimentación que efectivamente supla nuestras necesidades naturales es difícil, puesto que la mayoría de cultivos están plagados de químicos que pretenden mejorar los alimentos, pero que atentan contra la salud.

Así que tener deficiencia de proteína, incluso si eres un carnívoro consumado, es una posibilidad amplia, y estos síntomas te lo pueden estar gritando, para que acudas a tu médico.

Deseo anormal por alimentos poco saludables

Comida

wikimedia.org

Las ganas de comer alimentos poco saludables aumenta si la cantidad de proteína en nuestro organismo no es la adecuada, puesto que los niveles de azúcar se alteran, haciéndonos sentir tentación por los carbohidratos y las azúcares procesadas.

Dolor muscular y/o de articulaciones

Dolor

youtube.com

Una gran parte de la proteína que consumimos se aloja en lo que se llama el fluido sinovial, que cumple un papel importante en la reconstrucción de los músculos y la lubricación articular, así que si la proteína falta, el dolor aparece.

Baja energía

Dormir

kiza.eu

Por la baja de niveles de azúcar en la sangre. Así que es probable que sueño constante, mal temperamento, y pasividad general aparezcan.

Falta de sueño

Sueño

flickr.com

Puesto que el cuerpo estará en estado de alerta constante buscando la suplementación que le hace falta, y que sabe que no va a conseguir durmiendo. Si falta proteína es probable que existan periodos de insomnio bastante recurrentes.

Enfermedades frecuentes

Sick

flickr.com

La proteína es un componente importante en la regeneración del sistema inmune, así que si falta, la capacidad de nuestro organismo para combatir los problemas se disminuirá, así mismo la barrera que impide que las enfermedades lleguen al cuerpo.

Dificultad para concentrarse

Sueño

wikimedia.org

La proteína es responsable de la salud de varios neurotransmisores en el cerebro, que están compuestos en su mayoría de grasas saludables, que a su vez se ‘alimentan’ de la proteína para mantenerse alerta. Así que si no existe una alimentación balanceada, la capacidad de concentración será muy poca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada