Destacados

Dicen que el desayuno es el alimento más importante del día, y, en efecto, es de suma importancia.

Muchas veces por querer bajar de peso o consumir menos calorías en el día, tomamos malas decisiones que, al contrario de lo que deseamos, nos hacen engordar y simplemente son dañinas para la salud.

Aquí te dejamos los errores más comunes en el desayuno que hacen engordar.

No desayunar

El saltarse el desayuno para ahorrarse las calorías de esa comida es lo peor que se puede hacer. Un estudio del American Journal Epidemiology demostró que las personas que se saltan el desayuno regularmente, tienen mayor riesgo de padecer obesidad en el futuro. Además si no se desayuna, es más difícil controlar los antojos durante el resto del día.

Desayuno alto en carbohidratos

Otra idea que se tiene es que si se toma un desayuno con una gran cantidad de carbohidratos se quitará el hambre por muchas horas. Esto no es cierto, además de que hace que el metabolismo se vuelva lento y el cuerpo gane peso al usar esos carbohidratos como fuente de energía y dejando las reservas de grasa en el cuerpo.

Lo mejor es tomar un desayuno con proteínas magras y grasas buenas como el aguacate.

Desayuno escaso

Un desayuno escaso no hace bajar de peso, al contrario. El desayuno es la única comida del día que el cuerpo asimila de forma adecuada y es totalmente necesario para inyectar el cuerpo de energía para el día. Para bajar de peso es mejor consumir más calorías en el desayuno, y por la cena reducirlas considerablemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada