Green Room es un thriller de terror fantásticamente realizado y muy divertido protagonizado por Patrick Stewart en el papel del diabólico dueño de un club nocturno que se enfrenta a los desprevenidos pero resistentes integrantes de una joven banda de punk.


The Ain’t Rights es un desafortunado grupo punk que se acerca al final de una gira larga y poco exitosa y está a punto de darla por terminada cuando sus miembros consiguen una presentación inesperada en un club aislado y venido a menos ubicado en un remoto lugar de Oregón.
Lo que parece ser un recital de poca monta se transforma en algo mucho más siniestro cuando presencian un acto de violencia entre bastidores que no deberían haber visto. Ahora están atrapados y deberán enfrentar al depravado dueño del club, Darcy Banker (Stewart), un hombre que hará cualquier cosa para proteger los secretos de su nefasto negocio. Pero mientras que Darcy y sus secuaces piensan que será fácil deshacerse de la banda, los integrantes de The Ain’t Rights probarán que son mucho más astutos y capaces de lo que cualquiera hubiera esperado y pagarán con la misma moneda a sus desprevenidos captores, al preparar el escenario para el máximo enfrentamiento a vida o muerte.

 
Intensa, emotiva e ingeniosamente retorcida, Green Room es la mejor y más original expresión de su género. Saulnier continúa construyendo una reputación como uno de los directores más emocionantes y singulares que trabajan en la actualidad, con una película que es totalmente distinta a su proyecto anterior, la aclamada Blue Ruin, pero que es igual de arriesgada e incluso tiene más giros inesperados. Todo el elenco ofrece interpretaciones de primer nivel, pero Patrick Stewart brinda una actuación brillante y transformadora en el rol de Darcy. Elegante pero letal, gracioso pero aterrador, Stewart hace que la película sea algo inolvidable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *