¿Qué tanto estás cuidando tu piel?

Esta es la pregunta que muchas de nosotras nos hacemos, cuando conocemos casos como el del querido actor Hugh Jackman quien, desde que fue diagnosticado de cáncer de piel, no ha cesado de recordarnos la importancia de protegernos del sol.

Achicharrarse sigue estando de moda, pero es momento de que comiences a cuidarte, ¡antes de que sea demasiado tarde!

Entonces, ¿cómo debes utilizar mi protector solar?

Muchas personas suelen colocarse pantalla solar en abundancia solo antes de concurrir a la playa para estar protegidas durante todo el día, pero aquí comienza el gran error…

Para empezar, no es necesario que el protector solar tenga un grado alto de filtro, con que sea de 15 ya alcanza -aunque si es de tu preferencia puedes aplicarte uno de un factor más elevado-.

Lo que sí debes hacer es aplicarlo TODOS los días del año y en más de una ocasión por día. El error más grande que algunas personas cometen es pensar que aplicarse pantalla solar con alta protección y en abundancia alcanza para permanecer protegidas de los rayos UV todo el día. Pero, ¡esto no es así!

Para que este cumpla con su función, debe ser aplicado varias veces al día. De lo contrario, el calor, así como la exposición al agua y el sudor se encargarán de quitártelo.

Tampoco es cierto que el hecho de ya poseer un bronceado natural o un tono de piel más oscuro te haga menos propensa a una enfermedad cutánea por exposición solar. Así que, ¡mucho cuidado!

Pero no te asustes, el sol tiene sus beneficios…

Ahora bien, sí es recomendable tomar sol en períodos cortos y moderados. El sol ayuda a la producción de vitamina D, un componente muy importante para nuestros huesos.

Eso sí, los períodos no pueden superar los 10 a 15 minutos y deben disfrutarse con la protección debida, es decir, con un buen protector solar de por medio.

Es fundamental que lo sepas: con las partes que habitualmente tenemos descubiertas (manos, antebrazos y piernas) ya es suficiente para beneficiar a nuestro organismo y estimular la producción de vitamina D.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *