BellezaSalud

Económico, accesible, seguro y sencillo de usar, el bicarbonato de sodio es un elemento clave para nuestro cuidado personal, del hogar e incluso un aliado en la cocina.

Y para que compruebes su eficacia, te comparto 10 diferentes usos que le puedes dar al bicarbonato, seguro que con esto no dudarás tenerlo siempre contigo.

#1 Exfoliante

Ya sea de manos, cara o cualquier parte del cuerpo, mezcla un poco de bicarbonato con tu crema de día o un poco de agua y frota la zona que deseas tratar.

#2 Quita malos olores

Para deshacerte de los malos olores del refrigerador, del bote de basura, del auto e incluso de los zapatos, agrega un poco de bicarbonato en polvo en el interior. Para absorber el mal olor de un sitio, vierte una cantidad considerable en un frasco sin tapa y déjalo en una esquina; puedes cambiarlo cada semana.

#3 Antiséptico bucal

Si tienes una infección bucal, aftas o para curaciones de muelas por ejemplo, puedes colocar un poco de bicarbonato directamente en la herida o diluir una cucharadita en un vaso de agua y hacer enjuagues.

#4 Blanqueador de dientes

Usa el bicarbonato para blanquear tus dientes una vez a la semana o cuando lo sientas necesario. Aplica un poco de polvo sobre tu cepillo de dientes y frota en seco.

#5 Limpiador multiusos

  • Para quitar el moho en el baño: haz una pasta con bicarbonato y agua.
  • Limpieza profunda en trastes: úsalo directamente sobre el traste o mezcla con el jabón.
  • Quita olores de telas: vierte un poco al jabón en polvo para lavar. 
  • Limpia vidrios: disuelve un poco en agua y frota el vidrio.

#6 Quita “lo percudido” del cuerpo

Para los codos, rodillas, cuello, nudillos y zonas que se tornan oscuras, mezcla un poco de bicarbonato con limón y aplica en la zona, deja actuar unos minutos y enjuaga.

#7 Ingrediente de cocina

Se usa para algunas recetas de repostería como una alternativa al polvo de hornear.

#8 Antiácido

Cuando has comido mucho o sientes agruras, vierte media cucharadita de bicarbonato en medio vaso de agua y bébela para aliviar las molestias.

#9 Quita manchas

Para quitar manchas de grasa, aceite o cera en las superficies, haz una pasta con bicarbonato y un poco de agua, frota el área con una esponja y limpia con un trapo posteriormente.

#10 Pulir plata

Coloca un recipiente de aluminio en la estufa con tu joyería en el interior, agrega agua suficiente para cubrir apenas los accesorios, una vez que alcance el hervor rocía bicarbonato en polvo, al hacer efervescencia retira del fuego y frota cada pieza con un paño seco de algodón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada