Belleza

Todas hemos cometido nuestros errores de maquillaje y los dejamos pasar porque fueron otras épocas, inexpertas, quizá era lo que estaba de moda y básicamente porque no estuvimos solas en eso.

Ahora, si hay algo que ninguna de nosotras quiere hacer es verse mayor (a menos que seas una joven de 17 que siempre la rebotan en las discotecas) así que aquí hay algunos errores que podrías estar cometiendo si la última vez que te preguntaron tu edad, te calcularon cinco años más:

Te pintas la boca con tonos oscuros

Los colores oscuros: vinotintos, rojos intensos, púrpura, marrones… hacen que las superficies se vean más pequeñas, bien sea en el piso, la pared o hasta tus labios. Como éstos, con el tiempo, se van volviendo más finitos (razón por la cual los rellenos de silicón son más populares en mujeres de más de 40 años), que tus labios se vean pequeños, te cambia los rasgos, haciendo que te veas mayor de lo que eres. Para que esto no suceda, utiliza un rojo más vibrante o escoge tonos más claros: nude, rosa pálido y brillos.

Olvidas el blush/ rubor

A veces por concentrarnos en ojos o boca, nos olvidamos de darle ese toque de color a los cachetes. A veces por despiste y otras por no querer parecer payasitas, pero la realidad es que el blush le da muchísima vitalidad a tu cara, así que los colores muy oscuros o casi imperceptibles, te envejecerán. Evítalo colocándote un tono floral, bien sea hacia el color melón o algún rosado y si es en crema, mejor, ya que le dan a la piel una textura un poco más brillante, llenándote de juventud. Eso sí, nada de un brochazo desde el cachete hacia la línea del pelo. No hay nada más anti moderno que eso. Un poquitín de color en la parte más redondita del cachete y estamos listas.

Cejas demasiado finas

Dan la impresión de que te quedaste en los 90s, usas franelas grunge y cuando vas a la playa, te pones un traje de baño rojo entero, a lo Baywatch. Sacar demasiado las cejas, eventualmente, te va a tumbar el pelo de esa área y puede que más nunca te crezca otra vez. Si las tienes muy finitas, ve rellenándolas con un lápiz o sombras mientras van creciendo y, si les cuesta regenerarse, aplica constantemente aceite de ricino, que estimula el crecimiento del pelo.

Exceso de polvo

Una cosa es tapar el brillo de la zona T y otra es que parezca que bajaste unas dunas corriendo antes de llegar a la oficina. El gran error que cometes cuando te maquillas es aplicar tanto polvo que le quites todo el brillo natural a tu rostro. Una cara luminosa hace que te veas fresca y descansada. Para que no se te vea demasiado compacto, puedes aplicar el polvo con una brocha en vez de una mota, es una forma de asegurarte que estás depositando suficiente cantidad de producto, sin cruzar la línea.

Con información de: Erika Tipo Web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada