Consejos útiles para ahorrar dinero

Ser sabio con las compras te puede ahorrar mucho dinero.

¿A quién no le gusta gastar menos y ahorrar más?  Quedarse con más dinero en la bolsa es algo que todos queremos experimentar, y convertirnos en compradores inteligentes puede resultar en mucho dinero ahorrado.  Lo bueno es que no es necesario hacer cambios drásticos.  Aquí te presento siete cosas que funcionan para ser un comprador inteligente.

1. Ahorra para comprar cosas de buena calidad:

Desde un par de zapatos hasta un sofá, vale la pena comprar cosas de buena calidad. Cuando compras cosas baratas, terminas gastando demás porque tienes que reemplazarlas muy pronto.  Comprar algo mejorcito, aunque cueste más carito, te ahorra dinero a largo plazo.

2. Usa cupones:

Nosotros utilizamos cupones, pero realmente no hemos sido muy buenos con esto.  Yo sé que funciona bastante bien y debemos aprovechar los cupones que salen en el periódico.  No tienes que gastar medio tanque de gasolina yendo a buscar el periódico del domingo para recortar cupones, pero  aprovechar los cupones junto con los descuentos de la tienda puede resultar en una tremenda oferta.  También, puedes registrarte en diferentes páginas web para recibir cupones directamente a tu email.  Solo necesitas imprimirlos.

3. Mantén tu chequera balanceada:

 Si pagas con cheque o tarjeta de débito, anótalo inmediatamente en tu historial de cheques.  Mantener un ojo pegado a la chequera evita gastar a lo loco y sobregirarse.

4. Vive bajo un presupuesto:

Haz un presupuesto por escrito, mensualmente, antes que el mes comience.  Usa el sistema de sobres para ayudarte a controlar sus gastos y cuando el dinero se acabe, deja de gastar.  Cuando te sientas tentado a tomar un poco de dinero de otro sobre, ¡CUIDADO! porque si la otra categoría del presupuesto es importante, tendrás que sacar de otro sobre, y después otro, y es la de nunca terminar. Si te sucede con frecuencia que necesitas tomar dinero de otro sobre, haz un ajuste a tu presupuesto.

5. Aprende a decir ¡No!:

Aprender  a decir “no” es difícil, pero cuando lo haces, te da una sensación de control sobre tí mismo y sobre tu dinero.  Si no lo necesitas, no lo compres. Dile a tus hijos “no” cuando quieran comer en un restaurante que no está presupuestado.  Al principio no es fácil, pero este es un cambio que trae mucho beneficio al manejo de tu dinero.

6. Cuida tus cosas:

Yo sé que esto es obvio, pero ¿cuántas personas conoces que su carro es como un basurero o su casa parece como si un tornado pasó por ahí?  Tu trabajas muy duro por tu dinero así que cuida las cosas que compras.

7. Planea tu día 

Aprovecha el tiempo detrás del volante/timón  cuando salgas de la casa.  En lugar de correr por allá y por acá dos veces al día, planea hacer todos tus mandados en una salida. Haz las compras en el supermercado en camino a la casa después del trabajo o después del partido de fútbol de tu hijo.  Esto te ahorrará tiempo, y ¡dinero!  Quizá los $10 dólares que se ahorró aquí y los $20 dólares que se ahorro allá no parezcan gran cosa, pero créeme, esto marcará la diferencia en tu presupuesto.

Cada quien se las ingenia para ahorrarse un dinerito, pero el chiste es aprender de otros y hacer del ahorro un hábito. Ahí es cuando el cochinito empieza a engordar sin darse cuenta. ¡Ya basta de comprar a lo loco! Es tiempo de prender el foco que tenemos en la cabeza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *