SaludVida y Estilo

¿Ya estás  decidid@ a llevar una mas vida más saludable, pero no sabes qué actividad física es la adecuada para ti? La natación es una excelente opción, pues es un deporte que además de cuidar tu figura te ayuda a liberar estrés. Aquí te dejo 5 razones que te harán amar esta actividad dentro del agua.

#1 Activa todo tu cuerpo

Cuando nadas usas más de dos tercios de la musculatura corporal, involucrando el tren inferior, tren superior, el tronco y la cabeza, obligando a tu cuerpo a ejercer un esfuerzo equilibrado entre brazos y piernas.

#2 Cuida tus articulaciones

El agua contrarresta la fuerza de gravedad, por lo tanto la natación es una actividad de muy bajo impacto, que se traduce en poca tensión tanto en huesos como articulaciones. En teoría, pesamos menos en el agua y nuestros músculos se relajan.

#3 No tienes que competir

La natación es una actividad que pueden practicar desde bebés hasta nuestros abuelitos. Ahora existen varias modalidades que van más allá de las carreras, como el acuayoga o el acuafitness, en caso de que no quieras estar dentro de una competencia.

#4 Muchos beneficios a tu cuerpo

Si bien todos los deportes son buenos para tu salud, la natación te da beneficios especiales. Algunos ejemplos son:

  • Mejora tu postura corporal, ¡olvídate de las jorobas!
  • Al colocarnos en posición horizontal facilita el movimiento de las secreciones pulmonares, mejorando la respiración.
  • Y lo mejor, la tonificación muscular de piernas, brazos, espalda ¡todo!
  • Por último, pero no menos importante, incrementa tu flexibilidad.

#5 Te ayuda a bajar de peso

Si creías que por ser una actividad en la que no sudas no es una buena opción para bajar de peso, te equivocas, ya que si practicas una hora de natación quemarás más de 600 calorías, así que ya no habrá pretexto para no elegir un bikini este verano.

¡No lo pienses más y date un buen chapuzón!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada