Las fantasías sexuales viven en la mente de mujeres y hombres aunque no hablen de ello. Pero, ¿qué significan? ¿Un deseo que deba hacerse realidad? Si estás intrigada o el tema te preocupa, no te pierdas esta reveladora entrada.

¿Es normal tener fantasías sexuales?

¡Totalmente! Tener fantasías sexuales no significa que algo ande mal en tu pareja o que la vida sexual juntos no sea suficiente. Las fantasías son una salida estimulante para una libido saludable, que aumenta la excitación cuando deseamos algo más.

Son privadas y no tienes por qué contárselas a nadie, ni siquiera a tu pareja, porque muchas veces tu pareja puede sentirse en la obligación de hacértela cumplir, o por el contrario, puede sentirse frustrada porque piensa que no te satisface tal cual es.

¿Las fantasías sexuales deben hacerse realidad?

No precisamente. Las fantasías sexuales que quedan en la imaginación funcionan como un motor para tu excitación y tu vida sexual. No son una meta a cumplir, algo que debes hacer para sentirte realizado, pues piensa esto, una vez que la cumplas, ¿qué va a seguir?

Para que lo comprendas mejor, te cuento que hay una gran diferencia entre lo que es una fantasía y un deseo sexual. La fantasía pertenece al ámbito de la imaginación, y allí son saludables y positivas, en cambio, los deseos sexuales insatisfechos son los que quieres hacer realidad pues tu vida así no te satisface.

La diferencia entre hombres y mujeres

Un estudio realizado en Montreal pone en evidencia que las mujeres saben distinguir muy bien entre una fantasía y un deseo sexual. Es por eso que las mujeres saben que las fantasías son solo eso, pensamientos que deben quedar en nuestro interior, que nos hacen bien y no deben revelarse, mientras que los hombres sólo piensan en hacerlas realidad.

Como ves, no debes preocuparte por tus fantasías sexuales, pues son saludables y te ayudan a disfrutar más del sexo. No las reprimas ni evites, sólo deja que cumplan su función en tu imaginación y te hagan explotar de placer.

De esta manera, juntas podemos contestar la pregunta inicial: ¿Las fantasías deberían quedar en la mente? ¡Sí !¡Son la gasolina de tu sexualidad!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *