Cine

Screen Shot 2014-09-26 at 10.21.10 AMAlexander and the Terrible, Horrible, No Good, Very Bad Day  de Disney narra las aventuras de Alexander (Ed Oxenbould), un niño de 11 años que vive el peor día de su corta vida. Una jornada que empieza con un chicle pegado en el pelo al que le sigue una calamidad tras otra. Alexander cuenta sus desgracias a su optimista familia, pero esta no le hace mucho caso. Así que empieza a pensar que este tipo de cosas desagradables sólo le ocurren a él. Pero no tarda en comprender que no es el único ya que su madre (Jennifer Garner), su padre (Steve Carell), su hermano (Dylan Minnette) y su hermana (Kerris Dorsey) también vivirán un día horrible, espantoso, horroroso, un auténtico ‘mal día’. Así que el que diga que no existe un mal día es que no le ha tocado todavía.

Es una adaptación al cine del libro infantil de Judith Viorst. Cinta dirigida por el puertorriqueno Miguel Arteta. 

Alexander and the Terrible, Horrible, No Good, Very Bad Day

El principal problema de Alexander es que entre sus conflictos de edad, convivencia con la familia, la trama persiste durante 81 minutos. En las primeras escenas de la película,  hace eco de los acontecimientos en el libro, con Alexander Cooper (Ed Oxenbould, un actor australiano que juega irónicamente un Australiaphile ( que en español viene siendo como un amante de todo lo que tenga que ver con Australia) comenzando su día al caer por una patineta, seguido por un  chicle en el pelo, y el descubrimiento de que el chico más popular de la escuela tendra una fiesta de cumpleaños el mismo día que el. Las cosas se ponen peor desde allí, hasta que Alexander desea en voz alta a nadie en particular que su familia aparentemente perfecta tenga un terrible día también. Aquí Alexander sigue su propio camino, y a la mañana siguiente el clan Cooper se despierta a una serie de contratiempos que empiezan con vergüenzas en público, daños a la propiedad, y hasta el pipí del bebé por todos lados.

En última instancia, el mensaje de la cinta es que los días malos son parte de la vida, y realmente puede ayudarnos a apreciar los buenos. Es una cinta productiva para los niños, incluyendo el valor de la familia y el lema de Disney de «felices para siempre» llena de optimismo la cinta. La película es perfectamente cuidada dando lugar a pensar que no importa que ningún mal día, sin importar cuán catastrófico pueda ser,  no  siempre puede ser tan malo.

En cines a partir del 10 de Octubre 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada