DestacadosFamilia

Cuándo los amigos son una mala influencia para los hijos, es difícil de encontrar una solución que no implique un enfado entre padres e hijos, y que éstos entiendan porqué tomamos ciertas decisiones; sin embargo a veces es más que necesario hacerlo.

Según el psicólogo Dr. Berger, la elección de las amistades por parte de lo niños está muy ligada a los deseos que tiene, así como con sus inquietudes y su identidad.

Cuándo puede ser preocupante

Si como padres creen que su hijo se relaciona con otros niños o adolescentes que no le hacen bien, tienen que tener en claro por qué creen eso y en qué se fundamentan. Por ejemplo:

  • Tiene problemas de conducta
  • Consume drogas y alcohol
  • Tiene malas calificaciones
  • Se ve envuelto en dificultades legales
  • Esta agresivo

mala influenciaLas características antes descritas pueden ser a causa de que los amigos son una mala influencia para tu hijo, sin embargo en líneas generales no suele ser la única.

La forma en que los padres se desenvuelvan ante la situación es muy importante; deben mostrarse comprensivos y abiertos al diálogo, ya que de lo contrario el joven puede encerrarse más en sí mismos y refugiarse en aquellos que son considerados una mala influencia para él.

Buscando soluciones

Segun los expertos, el estar cerca de los hijos, procurar un entendimiento, favorecer el dialogo y el cambiar la perspectiva, tratando de entender desde su lugar el porqué de su comportamiento, pueden llevar a una comprensión mutua en donde el niño acceda al cambio; no es nada recomendable hablar mal de sus amistades ni tampoco castigarlo.

Por el contrario, lo mejor es indagar con preguntas: qué es lo que le agrada de las compañías que frecuenta, qué le aportan esas amistades, si ha evaluado las consecuencias que puede traerle el continuar por ese camino.

Las preguntas deben invitar a una conversación tranquila, en un ambiente relajado y en el que el hijo sienta confianza para expresar lo que siente y lo que le sucede. Atemorizándolo o reprendiéndolo solo se consigue que se aleje más de los padres y se refugie más en su círculo de amistades.

También es recomendable después de conversar con ellos, observar que talentos tiene el nino o adolescente; así ayudarlo a destacarse en el arte, deporte, canto, música etc. para mantenerlos ocupados de una manera sana y productiva. 

¿Tu hijo ha tenido amigos que eran una mala influencia para él? ¿Cómo has abordado la situación? ¡Cuéntanos tu experiencia!, podría ser muy útil a otros padres.

con información de Imujer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada