El y EllaVida y Estilo

Hay algunas discusiones pueden resultar más beneficiosas que perjudiciales para las parejas.

Como dicen, “no hay mal que por bien no venga”… Eso pasa con ciertas peleas típicas de pareja, que si bien son desagradables, podrían resultar favorecedoras para la convivencia de  la pareja.

Los psicólogos aseguran que, contrario a lo que la mayoría de la gente piensa, discutir no es del todo negativo, ya que implica expresar puntos de vista diferentes y tratar de llegar a acuerdos. No siempre se logra, pero el enojo no queda acumulándose en sentimientos de rabia y rencor. Además, es raro que las personas peleen con alguien que les es indiferente.

Ojo, no se trata de que haya que pelear a cada rato, sino de saber discutir.

Tres especialistas en temas de pareja, Alisa Bowman, Elizabeth Lombardo y Laurie Puhn, explican cuáles son las cinco peleas que toda pareja debería experimentar y cómo enfrentarlas con el fin de mejorar la relación. Checa el dato!:

1. “¿Por qué dejas que tu familia me trate así?”. Si algún pariente cercano a tu pareja te ofende, lo más recomendable es que se lo hagas saber, ya que él/ella  puede no haberse dado cuenta de tu molestia ni qué la causó. Dile claramente: “Pasó esto y no me gustó, ¿qué podemos hacer?”. Así, entre los dos encontrarán la manera de solucionar el tema.

2. “Tienes que ir al médico”. Ésta es una discusión muy común en las parejas. Las personas que ignoran sus preocupaciones de salud, por lo general lo hacen porque no sabrían qué hacer si les dan malas noticias. Lo más recomendable es preguntarle a tu pareja si ese es su problema y ayudarle a encontrar salidas. Además, hay que dejarle claro que si estás peleando por este motivo, es por su bien.

3. “Nunca sueltas el teléfono”. Desde que aparecieron, los smartphones han causado unas cuaaantas peleas de pareja. Siempre hay uno que se dedica más a mirar el aparato que a prestarle atención al que tiene en frente. En este caso, lo más indicado es que ambos lleguen a un acuerdo sobre cuándo y por qué es mejor permanecer desconectados. Debe haber un momento para todo.

4. “Gastas mucho”. Antes de recriminar, averigua por qué tu pareja es tan consumista. De acuerdo con los expertos, “un gastador puede que quiera disfrutar de los frutos de su trabajo. Mientras, alguien que ahorra puede preferir sentirse a salvo”. Como sea, lo recomendable es llegar a un consenso: “Ambos podrían ser libres de gastar lo que quieran hasta cierto monto o de una cuenta específica, pero lo que salga de esos límites debieran consultarlo”.

5. “Yo hago todo en la casa”. Las mujeres con frecuencia nos quejamos porque ellos hacen poco o nada de las tareas en casa. Tienes que hacerle saber claramente lo que te molesta antes de colapsar. Por ejemplo, un día sentarte a conversar con él y proponerle encargarse de algunas tareas cada semana, como barrer, sacar la basura, pasear al perro u otras que ambos acuerden. Hazle ver lo positivo de que cada uno realice distintas tareas en la casa y no te molestes si de vez en cuando debes recordarle algo que se le haya olvidado hacer.

Informacion obtenida por:  Publimetro.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada