El y EllaFamiliaHogarVida y Estilo

images (2)El bebé salió, pero durante varias semanas, tu cuerpo se verá como si tuvieses siete meses de embarazo

Así levantes pesas y corras maratones antes de tu embarazo, te costará regresar a tu figura anterior, ya que tu útero se tarda en regresar a su tamaño normal. Así que si alguien te pregunta “¿cuándo das a luz?” y eso ya pasó hace dos semanas, no te lo tomes a mal. Para algunas mujeres es más fácil que para otras y hay unas que simplemente hacen magia, pero no te desesperes y entiende que tu cuerpo necesita tiempo para recuperarse.

Pensar en ir al baño te dará más miedo que lanzarte en paracaídas

Muchas clínicas no te dan de alta hasta que se aseguren que puedes hacer tus necesidades. ¿Por qué? Porque no importa lo mágicos que sean los analgésicos, uno de sus efectos secundarios es el estreñimiento, así que consume bastante fibra para estimular los movimientos intestinales.

El instinto materno no siempre es el más veloz

Hay mujeres que sienten un nexo instantáneo con sus recién nacidos. A otras les cuesta días, semanas y en casos extremos, hasta meses. Esa sensación de “me tocas a mi muchachito y juro por lo más sagrado que te vuelo en mil pedacitos” a veces se tarda en llegar. Esto no siempre es un síntoma de depresión post parto, pero es bueno que estés alerta y si sientes que te está pasando, piensa que tus hormonas están fuera de control, tu cuerpo acaba de pasar por la mayor transformación de su vida y que ni siquiera conoces bien a este niño. Igual quédate tranquila, te enamorarás de él más temprano que tarde.

Todo el mundo tendrá una opinión sobre cómo cuidar a tu hijo

No solo tu mamá o tu suegra. Tus amigas, vecinas, compañeras de trabajo, otras mamás en el parque, desconocidas en la panadería y cualquier madre o tía que se encuentre a 50 metros a la redonda tendrán algo que decir sobre tu forma de cargar al bebé o la frecuencia con que le das de comer.

Van a sugerir  juguetes, libros, apps, niñeras, clases, coches, medicinas y remedios caseros. También harán preguntas incómodas sobre tus funciones corporales y las del bebé. Sonríe, asiente y no digas nada o di algo como “oye, no sabía. Gracias por el consejo” y salte de ahí porque conseguirás de todo: cosas súper útiles y gente metiche.

Si consigues ropa en la que te sientas presentable, eres una mujer afortunada

mujer-embarazada-3-300x234Ya detestas la bendita ropa de maternidad y tu ropa de antes por supuesto no te queda. Igual haz el esfuerzo de vestirte y peinarte cada día. Mucha gente llegará casi sin avisar a conocer al nuevo integrante de la familia y querrás estar presentable.

También es bueno que compres una faja tipo las post operatorias, para que sea más fácil para tu cuerpo irse adaptando a su forma previa y que nada te quede colgando.

Ten un par de faldas y tops holgados a la mano y un cintillo que te saque la pata del barro.

Bañarte no es higiene básica, es un lujo.

Los días en los que te bañabas escuchando música y luego te quedabas un rato envuelta en la toalla se terminaron. Los recién nacidos no hacen mucho durante el día, pero igual necesitan atención constante. Aquellos días en los que estés sola con el bebé y no soportes verte el pelo grasoso, colócalo en la sillita del carro y mételo contigo al baño, en un lugar en el que lo puedas ver mientras te duchas.

“Duerme cuando el niño duerma” es una teoría muy linda, pero no se da casi en la vida real

En lo que acuestes al bebé podrás hacer todas esas cosas que no te había dado tiempo de hacer mientras estaba despierta y, en lo que hayas terminado con una parte de esa larga lista y te vayas a acostar, lo más probable es que empieces a escuchar un llanto o que veas unos ojitos abriéndose, lo que significa que mami perdió el chance de hacer siesta… otra vez.

Las primerizas suelen ser competitivas

¿Ya Marco camina? / Liliana el otro día agarró el tenedor ella sola / A David nada más le hablamos en inglés para que vaya acostumbrando el oído / ¿Ya probaste el yoga mamá-bebé? Es genial.

Como a ninguna le llegó un bebé con instrucciones, la única forma de saber si los niños van desarrollándose como deberían es comparar con los otros nuevos bebés del entorno, por lo que todas las primerizas que conozcas van a hacerte preguntas similares a estas.

Es importante que sepas que cada quien sabe qué es lo mejor para su familia y cada niño es diferente. Si te hace sentir mejor, puedes hacer todas esas preguntas, pero si en el fondo sabes que lo estás haciendo bien, no cambies tu metodología por intentar algo que te dijo la mejor amiga de la esposa de tu hermano.

Vas a quedarte viéndolo(a) por horas sin poder procesar que finalmente eres la mamá de alguien

Pasar de ser “nosotros dos” a “nosotros tres (o más)” es una experiencia increíble, literalmente. Nos tardamos en procesar este cambio porque sucede todo muy rápido: estás comprando las últimas cosas, de repente estás en la clínica y de repente alguien ocupa la cunita que compraron hace unos meses. Y darte cuenta que esos ojitos que ahora te miran pertenecen a algo que estuvo todo este tiempo dentro de ti es algo muy surreal.

Todo se te va a perder

mamas_primerizasLas llaves del carro, el control del portón, el celular, tu habilidad de recordar información básica… todo se vuelve una nube borrosa ya que estás tratando de mantener viva a otra persona que no eres tú.

Te dará algo de rabia la libertad de tu pareja

Y no es que quisieras cambiar de lugar con él y dejar a tu bebé para ir a trabajar, pero da un poco de envidia verlo vestido y perfumado, hablando de un almuerzo de trabajo que tiene en un restaurante divino y tú tienes que recalentar la sopa que te estás tomando desde hace tres días, que es el mismo tiempo que tienes sin bañarte.

Todos los libros de crianza que leas se van a contradecir entre sí

Carga al niño / No lo cargues / Enséñale las horas de dormir / Se va a dormir solo cuando esté cansado / Dale pecho / Dale tetero / Cárgalo en brazos / Usa el canguro y mil otros consejos útiles que se cancelan entre sí. Recuerda que ser madre es partes iguales de habilidad e instinto y debes hacer lo que sientas que funciona para ti. Si suena absurdo, probablemente lo sea y si ves que hay algo que quieras intentar, pues aprovecha.

Con información de iVillage.

Re-post Erika Tipo Web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada