20130207-010712.jpg

Lo crees incómodo? ó quizá indebido? Aquí te damos razones de sobra para que te liberes y explores tu cuerpo y los beneficios que éstos conllevan.


Es sano para tu parte íntima

Los ambientes más cálidos pueden provocar que se generen más infecciones de las normales, pudiendo alojar más bacterias en tu zona íntima. Es por esto, que dormir desnuda ayuda a la ventilación y a propiciar un ambiente más frío, y por ende, saludable.

Dormirás mejor

Puede que te guste dormir muy tapada, pero es mejor para ti si duermes en un ambiente un poco más frío, pues te ayudará a descansar mucho más.

Te verás y sentirás más atractiva

Tus hormonas funcionarían mejor a menor temperatura, por lo que a medida que esta baja, tu cuerpo se empieza a regenerar. Lo que esto significa es que tu pelo y tu piel terminarán teniendo un look mucho más atractivo, tras una noche de dormir desnuda.

Perderás grasa abdominal

Ya que como al dormir desnuda duermes mejor, tu nivel de stress decae en forma progresiva, lo que disminuye tu hambre durante el día. Cuando duermes mal, te despiertes con más hambre y con ganas de consumir alimentos altos en calorías.

Te sentirás más segura de ti misma

Al dormir desnuda te sientes mejor, pues estás a tono con las sensaciones de tu cuerpo, el contacto con las sábanas y la temperatura de la habitación, lo que puede ser una experiencia muy sensual, y por lo tanto, te ayuda a sentirte más segura de ti misma.

Improvisara tu vida sexual

Si duermes con tu pareja, descubrirás que el contacto piel con piel ayuda a que se incremente la química, contribuyendo a que se generen instancias más sexuales.

20130207-010707.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada