20121221-123846.jpg

«Cuando envejecemos, la belleza se convierte en cualidad interior.»
Ralph Waldo Emerson (1803-1882)


Como todos sabemos los seres humanos somos diferentes, existen tendencias en algunas partes de nuestro cuerpo, tales como el color de piel, tipo de cabello, estatura y complexión, entre otras.

Así sucede con la forma y el tamaño de los senos de la mujer, los cuales también se ven afectados por las condiciones climáticas, la dieta, el estilo de vida y el tipo de sostén que utilice.

Según, los senos constituyen una de las zonas erógenas preferida por muchos; así que las mujeres debemos considerar todo lo que esta en nuestras manos para que dicha parte de nuestro cuerpo sea especialmente atractiva.

He aquí 7 recomendaciones para lograr que tus senos luzcan mucho más lindos:

Duchas frías: No es un secreto para nadie que el agua fría activa la circulación sanguínea. Es por ello que es sumamente importante que a la hora de bañarte lo hagas olvidándote del agua caliente o terminar tu ducha con agua fría.

Exfoliación: La piel de los senos es sumamente delicada por lo que a la hora de exfoliarte debes hacerlo con un producto de grano fino para que no maltrate el área. Es importante que lo hagas una vez a la semana, porque además de estimular la circulación, con esto evitarás que aparezcan granos y pequeñas irregularidades.

Cremas al ataque: Es fundamental mantener la zona hidratada, por lo que debes aplicar cremas en la mañana después de tu baño matutino y en la noche antes de dormir. La forma correcta de hacerlo es masajear de abajo hacia arriba.

A la abuelita: Las recomendaciones de la abuela siempre son bien recibidas y un remedio clásico es el legendario aceite de oliva. Puedes aplicar una pequeña cantidad sobre la piel y aplicarlo con suaves golpecitos.

No te olvides del protector solar: La piel de esta área es muy vulnerable al sol, por lo que se quema rápidamente. No importa que no vayas a la playa, siempre utiliza protector solar. Las personas con pecas evitarán que aparezcan más y el resto evitará lesiones innecesarias.

Cuida tu postura: Mantener erguida y firme ayudará a que tus pechos siempre estén en su lugar, si por el contrario eres de las que se encorva al sentarse y al caminar lo que lograrás es que tus senos poco a poco vayan descendiendo… y nadie quiere eso.

El sostén ideal: Un error consecuente en un gran número de mujeres es utilizar la talla incorrecta de sostén. Asesórate con una vendedora experta en el tema y ella te ayudará a encontrar el sostén perfecto para ti. También es importante que te inclines hacia los modelos de copa completa y los que te ofrecen un gran soporte; deja los sexis para una ocasión especial, no para el día a día.

«Los senos de una mujer tienen mucho poder»

20121221-124034.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada