20120812-091215.jpg

La falta de actividad destruye la buena condición de todo ser humano, mientras que el movimiento y el ejercicio físico metódico la guarda y conserva. ~ Platón

No creo que haya un ser humano vivo hoy en día que no está interesado en mantener un físico saludable, bien proporcionado; pero una de las áreas en las que todos nosotros tenemos dificultades es el levantarse temprano en la mañana para hacer los entrenamientos matutinos. Aquí hay algunos consejos que pueden ayudarte a “levantarte y brillar”.

-Piensa en lo bien que siempre te sientes después de tu entrenamiento. Usa esa sensación como tu motivación.

-Recuerda el nivel de energía que tienes después de tu entrenamiento. ¡Piensa en cómo te sentirás de culpable si no lo haces! Ambos te ayudarán a mantenerte motivado.

-Descansa lo suficiente. Acuéstate más temprano la noche anterior cuando sabes que vas a hacer ejercicio.

-Coloca tu alarma en un lugar de tu habitación que te hace levantarte para apagarla.

-Enciende las luces de tu habitación tan pronto como suene la alarma.

-Trata de levantarte a la misma hora cada día para volver a configurar tu alarma interna.

-Prepárate’ para tu próxima sesión de ejercicios mañaneros. Alista tu ropa de entrenamiento para que puedas vestirte al levantarte.

-Come algo ligero antes de hacer ejercicio para tener suficiente energía, pero después recompensa tu entrenamiento con un desayuno nutritivo.

-Asegúrate de hacer un calentamiento ligero antes de hacer ejercicio para comenzar el flujo de la sangre.

-Encuentra un compañero de entrenamiento. Es más difícil decir “No” si sabes que alguien está contando contigo.

-Usa tu entrenamiento matutino como un tiempo para ejercitar a tu perro si es que no tienes un compañero de entrenamiento. Lleva contigo un juguete, como una pelota, para que sea más divertido.

-Escucha música para evitar el aburrimiento mientras haces ejercicio. Carga tu música favorita a tu iPod.

Los estudios muestran que las personas que ejercitan en por la mañana son mucho más proclives a continuar con sus entrenamientos una vez que se acostumbran a levantarse a esa hora porque al hacerlo por 21 días consecutivos, se convierte en un hábito. Hacer ejercicio temprano te ayudará a aumentar el flujo sanguíneo y a quemar las calorías que tienes en exceso. También te ayudará a estar activo el resto del día y aumentará tu metabolismo.

20120812-091225.jpg

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada