20120604-024045.jpg

Vas por buen camino y lo sientes, cada día vas avanzando pero hay algo que falta, ese sentimiento de lucha que a veces causa estrés , cansancio y desolación , pero termina dandote tus mas brillantes ideas o tus mas grandes victorias.

Cuando esto falta no es que estés haciendo algo mal, es que entraste en tu zona de confort y ya los retos no te cuestan.

Entonces no permitamos caer en esto ya que nos da tranquilidad pero no nos da esa alegría y esa fortaleza que nos da la lucha diaria por querer superarnos.

El problema es que aquél lugar es demasiado conocido, demasiado pequeño. A pesar de que nos provee un sentido de seguridad, también nos mantiene alejados del escenario de la vida real donde se encuentran las oportunidades para crecer, emprender y lograr nuestras metas.

¿Cómo salirse de tu zona de confort?

1. Crea el hábito de salirse de tu zona de confort todos los días.

Cada día haz un esfuerzo de exigirte en un área en que te falta crecer. Enfrenta esos desafíos que la vida te trae con osadía y fe. Sin batallas no hay victorias. Sin desafíos no hay crecimiento y caemos en la mediocridad.

2. Cuando las cosas van bien, no descanses.

Después de un gran esfuerzo que nos ha traído frutos, tenemos la tendencia de descansar sobre nuestros laureles. Sin embargo, no es el momento para retirarse detrás de las cortinas de su zona de confort. No aceptes la inercia en tu vida. Busca nuevos desafíos y sigue conquistando nuevos terrenos.

3. Haz una lista de las situaciones que tiendes a evadir.

Sé brutalmente honesto contigo mismo y determina cuál es la causa de ese comportamiento. Luego busca maneras de resolver esos problemas.

4. No desestimes las zonas de conflicto en su vida.

En la Biblia dice que los pequeños zorros son los que destruyen las cosechas. Si no enfrentas y solucionas una vez por todas aquellas situaciones molestas que te irritan, atemorizan o entristecen, van a transformarse en serios estorbos que no permitirán que avance con tu emprendimiento.

Vendrá sobre ti en forma sorpresiva. Si el llamado de tu espíritu emprendedor es lo suficientemente importante para ti, cuídalo con tu vida y jamás sucumbe ante la comodidad y la aparente seguridad de su zona de confort.

20120604-024053.jpg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada