20120430-002456.jpg

Alégrate!!!!

La vida llama a la vida. La sabiduría popular relaciona la alegría de vivir con las ganas de vivir y en suma con la longevidad. O de otro modo, el ansioso, el amargado, siempre está más cerca de enfermar.

La ciencia ya ha mostrado que efectivamente nuestra disposición, nuestra actitud, tiene efectos directos sobre la salud de nuestro organismo. Ahora, investigadores de la Universidad de Harvard han observado que las personas optimistas tienen más «armas» para evitar un ataque cardíaco. Su estudio se publica en la revista Psychological Bulletin.

Los científicos analizaron varios estudios anteriores que habían tratado sobre la influencia de una actitud optimista sobre la salud del corazón. Destacaba la conclusión de que las personas positivas tenían la mitad de riesgo de sufrir un ataque al corazón.

De igual modo, otros trabajos previos habían señalado que la suma de estrés y una personalidad negativa podía dañar la salud. Concretamente, podía dañar las arterias y el corazón.

Del estudio sistemático de esos trabajos anteriores, los investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard, encabezados por la doctora Julia Boehm, vieron también la parte positiva.

Las personas que son capaces de ver el vaso medio lleno presentaban mejores índices de presión arterial, colesterol y peso. Se observó también que era común que llevaran una dieta más sana, hicieran más ejercicio, durmieran mejor y no fumaran.

No obstante, Boehm apunta su duda: causa o consecuencia. ¿Es la actitud positiva la que conduce a llevar una vida más cardiosaludable o es esa vida más sana la que nos hace optimistas? La doctora considera que hace falta seguir investigando.

Convéncete que nuestra felicidad esta dentro de uno mismo …no la busques en otra parte!!

20120430-002449.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada