La merienda suele ser una gran olvidada dentro de las 5 comidas al día que debemos hacer. Normalmente se suele improvisar y tendemos a comer cualquier cosa, lo que normalmente se traduce en chucherias, golosinas, aperitivos, bollería, etc.

También existe la creencia que la merienda es cosa de niños, cuando no es así, como norma general todas las personas, independientemente de su edad, debemos realizar 5 comidas al día, que son desayuno, merienda a media mañana, almuerzo, merienda y cena.

Otro mito es que con tomar un dulce es suficiente. Optar por grasas y dulces en la merienda no es una buena opción ya que no son alimentos que nos aporten nutrientes importantes, sino todo lo contrario, normalmente son bombas calóricas, que no alimentan, sino que son ricas en grasas y azúcares que provocan que no llevemos una dieta sana.

Los expertos recomiendan que lo ideal en la merienda es tomar alimentos nutritivos y no muy energéticos, con el fin de no sobrepasar las calorías de la dieta. El tamaño de la ración dependerá también del grado de actividad física.

Gelatina, frutas, cereales, jugos, lácteos o frutos secos son opciones saludables para la merienda, ya que son nutitivos y aportan pocas calorías. También se puede introducir galletas, batidos o chocolate, pero de forma moderada.

¿Por qué las meriendas son importantes?

Las meriendas son importantes porque le ayudan a mantener sus niveles de energía entre las comidas para que así pueda realizar las cosas que a usted le gustan hacer. El comer pequeñas comidas, y meriendas balanceadas pueden ayudar a evitar a comer demasiado durante las comidas.

¿Qúe alimentos debería elegir como meriendas?

Los alimentos como los granos, frutas, vegetales, proteína, y productos lácteos son meriendas saludables porque están llenas de nutrientes. Los alimentos como papitas, galletitas y dulces no son saludables porque están llenos de granos refinados y azúcares refinadas que pueden aumentar los niveles de insulina. Está bien comer de esas meriendas de vez en cuando, pero no todos los días. Recuerde escoger alimentos del grupo de los granos que sean altos en fibra y bajos en azúcar y combínelos con alimentos altos en proteína. Por ejemplo, trate manzanas o apio con mantequilla de maní, galletas integrales con queso, pan de pita integral o zanahorias con dip de queso, o yogurt y nueces.

Ideas fáciles para meriendas:

-Barritas de queso
-Palomitas de maíz – preferiblemente bajas en mantequilla y sal
-Cereales altos en fibra (busque cereales que contengan 5 gramos o más de fibra por ración)
-Nueces
-Frutas como manzanas, naranjas o uvas
-Barras de energía, como Bimbo® o Kellogs® (busque barras de energía que tengan (<25 gramos de carbohidratos por barra)
-Mantequilla de maní, manzanas o galletas
-Yogur bajo en calorías con cereal granola o frutas
-Yogurt liquido bajo en calorías
-Hummus y zanahorias
-Queso requesón
-Queso y galletas altas en fibra como Kraker Bran®, Club Social Integral®, Maria Integral® (busque que tengan por lo menos 2 gramos de fibra por ración)
-Ensalada de frutas
-Gelatina libre de azúcar con frutas
-Vegetales crudos (como zanahorias pequeñas) con aderezo bajo en grasa o “dip” de yogurt.
-Apio con queso crema bajo en grasa.
-Semillas de girasol
-Pan integral con queso.

20120213-131616.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada