[youtube http://www.youtube.com/watch?v=YnsexjeaVMo&w=560&h=315]

Bueno, ya está aquí un nuevo año …y no uno cualquiera, sino el 2012 que según la profecía maya, será el último de la especie humana…Como quiera; predicciones similares ya nos han amenazado, yo sigo optimista y me niego a creer que en diciembre próximo se nos muera el planeta Tierra y con él, nosotros…

Si bien hay resultado alarmantes sobre estudios al respecto, confío en que solo se trate de una advertencia, un llamado de atención para que nos enfoquemos TODOS en cosas como el daño que le hacemos a nuestro medio ambiente, en la destrucción que provocan los conflictos armados, la injerencia en los asuntos internos de otros países, la prepotencia, la desigualdad, el hambre…que sea una luz roja para aunar esfuerzos en contra de otros flagelos como el SIDA…

No obstante, la llegada de una nueva era me ha puesto un poco más…sensible tal vez. A ustedes no??? El caso es que con los primeros días de este polémico 2012 aparece también el momento de la inquisición personal, como hubiera dicho mi mamá; para mirar hacia nuevos retos, replantearnos las expectativas, analizar las cosas que dejamos de hacer los últimos 12 meses y reacomodarlas de acuerdo a nuestras perspectivas y aspiraciones.

Conversaba con una vecina hace un rato y me preguntaba sobre mis planes, le respondí que eran tantos que no sabía por dónde empezar y entonces ella, con esa sabiduría que sólo dan los años me dijo: “pero recuerda que el perro tiene cuatro patas y coge por un solo camino…así que tienes que ser capaz de establecer tus propias prioridades, nunca más altas de lo puedas alcanzar, pero tampoco tan bajas que no te permitan esforzarte cada día y obligarte a mejorarte como persona cada minuto…”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada