Hoy en día las mujeres se sienten atacadas por la cantidad    de mensajes masivos de que  los senos son más atractivos mientras son más grandes pero  ¿ A quién le importa la voluptuosidad de los senos?   Si son grandes, medianos o pequeños, nada influye en la sexualidad, ni mucho menos en la sensibilidad y su potencial de estimulación sexual.

Los pechos grandes han sido transformados por la propaganda en verdaderos emblemas y símbolos sexuales. Pero lejos de esta idea generada por el marketing, su tamaño no tiene injerencia alguna sobre su sensibilidad al estímulo sexual.

Las posibilidades eróticas de los senos dependen de cada mujer y el desarrollo de su sexualidad, pues sin importar el número del sostén, cada mama tiene terminaciones nerviosas que las convierten en una zona erógena privilegiada a la espera de su exploración.

Como símbolo sexual muy visible, con el ojo siempre puesto en el escote, recibiendo atención en las portadas de las revistas, en la promoción de ropa (del tipo que sea), con las modelos y con la amplia difusión de implantes de mamas en cuanto programa se transmite, muchas mujeres pueden traducir este estímulo en ansiedad sobre su cuerpo y sentirse inconformes o acomplejadas por el tamaño y forma de sus senos, afectando, ahora sí, la auto percepción sobre sus posibilidades sexuales.

La auto percepción es emocionalmente relevante para las mujeres, más que la visión de los hombres. Es la más común de las razones para que una mujer se sienta insegura. Usan sostenes con rellenos, que los levantan o acomodan, pero a la hora del sexo esas pantallas de nada le sirven y pueden hasta inhibir su estimulación y la exhibición a su compañero. Grandes o pequeños, redondos, anchos o puntudos, la estimulación sexual es imprescindible.

¿Mientras más grandes, más sexuales?

En su dimensión de símbolos eróticos, aparentemente los pechos voluptuosos se ven con mayor capacidad sexual o de goce, algo así como el sexo atrae el sexo. Pero pese a estas expectativas, los pechos grandes probablemente no son más sensibles al estímulo sexual, y una mujer con los pechos pequeños puede encontrarlos muy sensibles al tacto.

Desgraciadamente, puede suceder que mujeres con pechos pequeños no sientan la preocupación debida de parte de su pareja debido a esta falsa creencia, y en cambio, mujeres con los pechos grandes pueden encontrar que reciben demasiada atención y descuidan otras partes del cuerpo igual de importantes. Una pareja debe evitar juzgar la sensibilidad de sus pechos en función de su tamaño.

Pechos y publicidad  

Nosotros nos programamos para notar y admirar los pechos grandes. Mientras que notamos pechos de todos los tamaños, respondemos a ellos de manera diferente. Se espera que nosotros respondamos a los pechos grandes, y a menudo se hace muy abiertamente. Actrices y modelos con los pechos grandes reciben mucha atención, y sus pechos reciben la misma atención, porque se espera.

Igualmente mujeres famosas con los pechos pequeños reciben la misma cantidad de atención, pero de una manera diferente, normalmente sus pechos no son mencionados o enfatizados. En conjunto, los pechos de estas mujeres son omitidos simplemente porque son pequeños. En la actualidad, el número de actrices populares y modelos con los pechos pequeños es mucho mayor que el de aquellas con los pechos grandes, simplemente hemos sido condicionados a no notarlo.

A menudo, sostenes que los levantan, cintas, o manos y brazos puestos estratégicamente engañan, ajustando la realidad a nuestras expectativas.

Urania C.Lippmann.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Comentarios de la entrada